icon-avatar icon-close icon-down icon-estadistica icon-lupa icon-mail icon-money icon-next icon-palace icon-phone icon-place icon-prev icon-private icon-rise icon-up

Informes

GWS Global Investment Outlook

[Español]

/ 22 Sep 2017

Tomando Ganancias

Renta Fija. Hemos mantenido obstinadamente una recomendación overweight en renta fija high yield, lo que ha sido nuestra decisión de inversión más rentable durante los últimos dos años. De hecho, los bonos high yield han recompensado a los inversores con casi un 19% de retorno total desde que abrimos esta recomendación en noviembre de 2015.

GWS Global Investment Outlook

[Español]

/ 30 Ago 2017

Riesgos Asimétricos

Renta Fija. Esperamos que el aumento de las tasas sea más benigno de lo que anticipábamos a principios de este año. Si bien todavía esperamos que los rendimientos del Tesoro a 10 años alcancen el 2,5% al 3,0%, es probable que finalmente se ubiquen en el límite inferior (en lugar del superior) de ese rango.

GWS Equity Insights

[Español]

/ 30 Ago 2017

¿Por Qué es difícil invertir en este Mercado?

Superficialmente, la inversión de acciones en lo que va del 2017 debería haber sido fácil ya que cada una de las cuatro regiones de renta variable que cubrimos ha tenido un retorno de más del 10% este año, en términos de dólares, y el S&P500 ha subido por 9 meses consecutivos. Sin embargo, navegar por este mercado sigue siendo un desafío. A principios de año, nos preocupamos por la situación política en Europa y la potencial desaceleración del crecimiento en China. Aunque creíamos que cada uno de estos factores presentaba ciertos riesgos, manteniamos nuestra posición overweight, ya que reconocíamos que la mejora en la confianza de los empresarios y consumidores que mostraban las encuestas, podría trascender a la economía real.

GWS Global Investment Outlook

[Español]

/ 11 Jul 2017

Neutrales en Acciones de Estados Unidos

Ganancias Limitadas. Los inversores de renta fija no deben ser complacientes. Un crecimiento más fuerte y unas condiciones monetarias más estrictas suelen generar una presión alcista sobre las tasas de interés y una presión a la baja sobre los retornos. Esto nos ha hecho renuentes a posicionarnos agresivamente en bonos de larga duración.